Poblado de San Juan Ixhuatepec conmemora a sus muertos

En Ciudad, Noticias
A la fecha hay algunos que no han podido ser reconocidos | Enrique Ordoñez
A la fecha hay algunos que no han podido ser reconocidos | Enrique Ordoñez

Para recordar que hace 35 años el poblado de San Juan Ixhuatepec, en Tlalnepantla, Estado de México, despertó porque la tierra y el cielo comenzaron a arder a causa de decenas de fugas de gas que terminaron en fuertes explosiones la madrugada del 19 de noviembre de 1984, quemando vivos a centenares de habitantes. Autoridades municipales llevaron, en punto de las 7:00 de la mañana, un arreglo floral y develaron una placa conmemorativa a la fosa común ubicada en el panteón ‘Caracoles’, a tres kilómetros de la zona cero.

Los Caracoles es el panteón de la comunidad, también conocido como ‘San Juanico’, es muy pequeño y aloja los restos de sus habitantes. Pero entre las lápidas que guardan un nombre, una fecha y los recuerdos de familiares; también están los que nunca lograron ser reconocidos.

Son centenares de cruces de color verde que, en lugar de un nombre sólo guardan la leyenda: ‘Desconocido’ y el número de una carpeta de investigación que hace años fue cerrada por las autoridades, provocando así que, cientos de familias se quedaran sin sus muertos.

Ahí, en el pedazo de campo relleno de estas cruces, se creó la fosa común, lugar donde casi nadie lleva flores, ni visita, ni llora, como si eso pudiera borrar de la memoria que, ocurrieron más de 10 explosiones durante cuatro horas de aquel día, causando la muerte a aproximadamente 503 personas, y hospitalizando a más de 900 pobladores por quemaduras de primer, segundo y tercer grado.

Dicen que es el parque que más rápido se ha construido en el país, las autoridades municipales le llamaron ‘Parque Hidalgo’, mientras que los habitantes ‘El Parque de los Muertos’, pues fue ahí la zona cero, donde se ubicaba la planta de gas licuado de PEMEX, que explotó y se llevó entre las patas a casi 2 mil pobladores. Y que, a los altos mandos les urgía tapar para olvidar la tragedia.

Este jardín, junto a canchas deportivas, juegos, y un pequeño hospital así como un jardín de niños; se inauguró, a marchas forzadas y por exigencia de gobierno municipal, estatal y de PEMEX, un año después de la tragedia donde bolas de fuego y tanques de gas salieron volando, quemando a todo aquel que estaba en calles y casas dentro de un perímetro de mil metros.

Hoy a más de tres décadas de su construcción luce gris, con pocos árboles y hasta un tanto abandonado, y sucio. Pese a su apariencia, los actos protocolarios fueron obligados, y el presidente municipal de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz, dejó una corona de flores en la enorme cruz que se ubica a un costado de este seco jardín.

Al evento asistieron muy pocos vecinos, unos no lo vivieron pero saben qué pasó y otros más llegaron porque saben la importancia que es recordar. Aún así, fueron contados, los demás continuaron con sus actividades cotidianas.

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)