Pepenador buscaba latas y halla un cuerpo sin vida

En Nota Roja, Noticias
Así halló el pepenador el cuerpo encobijado. | César Cifuentes
Así halló el pepenador el cuerpo encobijado. | César Cifuentes

Cerca del mediodía de ayer, mientras buscaba botellas y latas de aluminio para vender, un pepenador se encontró con el cadáver ‘encobijado’ de una persona, el cual había sido tirado en un terreno baldío localizado sobre el Anillo Periférico, casi esquina con la autopista Peñón-Texcoco, en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Tras el hallazgo, el hombre dio aviso a las autoridades, por lo que en cuestión de minutos policías municipales acordonaron la zona.

¿Hombre o mujer?

“Todos los días paso por aquí, recojo latas para venderlas y comprar algo de comida, pero ahora me topé con esto. Estaba enrollado en una cobija, no alcancé a ver si era hombre o mujer, ni siquiera lo toque para evitarme problemas”, aún nervioso, dijo el pepenador, quien evitó dar su nombre.

Debido a que en la zona no se encontró algún casquillo o arma con la que se haya realizado el asesinato, se cree que fue durante la madrugada que el cuerpo, cuyo sexo no fue revelado hasta ese momento, fue abandonado en la madrugada del domingo.

Dos horas más tarde, peritos forenses de dicho municipio llegaron al lugar, donde tras revisar la zona del hallazgo, levantaron el cadáver aún envuelto con una bolsa negra y una cobija de color naranja con café, para llevarlo al Ministerio Público, donde se le realizaría la necropsia de ley y permanecería hasta ser identificado y reclamado por algún familiar.

Va a ser complicado saber qué le pasó al fallecido, puesto que en la zona donde lo hallaron no hay alguna cámara de seguridad que grabara los hechos.No se supo si era un hombre o una mujer.

¡Polis se manchan con los medios de comunicación!

Mientras reporteros de distintos medios, así como del periódico ¡Pásala!, buscaban documentar dicha noticia, policías municipales de Nezahualcóyotl, quienes llegaron a bordo de las patrullas T-43 y T-33, intentaron impedir la labor periodística.
Con empujones, amenazas y con la consigna de que: “está prohibido tomar fotos”, los agentes trataron de alejar de la zona del hallazgo a los reporteros, inclusive, uno de estos elementos lanzó gas pimienta al rostro de los fotógrafos.

A ver si su jefe los pone en paz a los uniformados.

 

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)