Depresión, mal que no respeta a nada ni a nadie

En Nacionales, Noticias
 | Especial
| Especial

Doña Mary, de 80 años de edad, era una mujer activa antes de la pandemia: bordaba, tejía y se iba a vender frente a la Iglesia de la Lupita, en La Magdalena Contreras, pero cuando se tuvo que quedar en casa comenzó a sentirse poco útil, a sentir soledad y se deprimió; lloraba, sentía miedo por la situación, lo que afectó su salud física con dolor muscular, falta de sueño y dolores de cabeza.

Y es que, así como ella, millones de mexicanos vieron afectada su salud mental, y, de casi el 3% de la población que padecía depresión en 2019, la cifra aumentó a 27.6%, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y se reporta que la población más afectada fue la de los adultos mayores.

El panorama es negro

El panorama es grave, advierte el doctor en psiquiatría Edilberto Peña, quien aseguró que con el covid han aumentado los casos de depresión de manera alarmante, y eso se verá reflejado por años. “Ahorita ya estamos viendo un incremento en 20 por ciento en depresiones y de 30 a 40 por ciento en suicidios por la pandema , y esto seguirá viéndose de ntro de 8 a 10 años con las personas que enfermaron durante la pandemia”, explicó.

Doña Mary pidió ayuda y se curó

Doña Mary viven con sus 3 hijos. Se tuvo que resguardar en marzo de 2020 y dejó de ver a sus amigas, familia, y, al no poder salir a hacer su vida independiente, en mayo comenzó a desesperarse y a tener ganas de llorar, no le daba hambre y sentía que las manos se le entumían. A principios de junio, su hija le recomendó terapia con un psicólogo de manera telefónica; ella, desesperada por sentirse tranquila, aceptó y comenzó con una terapia con un especialista de la UNAM.

Después de la primera sesión, el terapeuta la acompañó -vía telefónica- a hacer ejercicios de respiración y musculares, con los que doña Mary presentó mejoría, y cada semana tenía una sesión. Primero platicaba con el especialista de lo que sentía y después hacía los ejercicios, y a la tercera sesión se sintió mejor, casi volvió a retomar su vida normal. A la sexta sesión era casi la misma señora alegre y feliz.

También te puede interesar: Filtran fotos de la boda de Ricky Montaner y Stefi Roitman

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.