CSI a la mexicana: Conoce la Licenciatura en Ciencia Forense de la UNAM

En Nacionales, Noticias
Preparan a los futuros forenses del país | Enrique Ordóñez
Preparan a los futuros forenses del país | Enrique Ordóñez

Un cuarto con poca iluminación: en él yacen casquillos percutidos, un arma de fuego, manchas de sangre, un cuerpo y numerosos indicios hallados en ‘La Escena del Crimen‘ que necesitan ser numerados y analizados por los mejores peritos en formación del país.

De eso trata una pequeña parte de la Licenciatura en Ciencia Forense, una de las ramas de estudio más nuevas en la UNAM y que con sólo seis años ya se posiciona como la mejor de México.

Para lograr el mejor entrenamiento y análisis científico que ayude a un peritaje certero, alumnos de esta carrera deben adentrarse a las entrañas de un simulador, que escenifica desde asesinatos con arma de fuego, arma blanca, suicidios, robos a casa habitación y demás delitos.

A este simulador se le conoce como ‘La Escena del Crimen’. Es un edificio de dos plantas y varias aulas donde profesores de esta carrera crean para sus estudiantes, delitos complicados que necesitan hasta cuatro horas de análisis y trabajo contra reloj para recabar todas las evidencias; o unos no tan complejos que requieren sólo unos minutos de observación.

Los estudiantes toman clases de química orgánica, victimología genética, biología y más

“Los profesores buscamos que el alumno aprenda a identificar y recabar indicios que deben ser procesados con el método científico, sin sentires subjetivos”,explicó el doctor Vicente Torres.

Los maestros tardan poco más de una hora en montar una escena para que los alumnos tomen todo el equipo necesario para recabar indicios, formar con bases un caso y llegar a reconstruir lo que en la escena del crimen se vivió y quiénes podrían estar implicados. Sin contaminar o alterar el escenario.

La escena del crimen ha recibido a alumnos de otras escuelas con la finalidad de prestar sus herramientas y crear mejores profesionales en la materia.

Los profesores planean casos difíciles de resolver

“La carrera rebasó mis expectativas”

Miguel es uno de los estudiantes de los semestres más avanzados de ciencia forense. Antes de entrar se imaginaba que le enseñarían a ser una especie de ‘Sherlock Holmes’. Sin embargo, al llegar a esta licenciatura tomó clases de física mecánica, química orgánica, derecho y hasta materias de toxicología, victimología genética y biología molecular.

“Todas las materias que aquí tomamos pueden sonar alejadas, pero te das cuenta que todas confluyen. Esta carrera ha rebasado mis expectativas”, confesó el estudiante.

Deben resolver los casos con diferentes enfoques

Sin embargo, para él esta formación es la columna vertebral de todo, porque no sólo es llegar a la escena del crimen y recabar indicios; sino analizar la situación del delito en el país y las causas que lo originan.

Su tarea es abordar varios ejes para explicarlo y ayudar a la gente, con base en el conocimiento científico y de las ciencias sociales.

Miguel sabe que actualmente el campo está muy reducido porque hay pocos que quieren estudiarlo. Sin embargo, cree que su generación hará el cambio, pues estudian con los mejores.

Es más difícil acceder a esta licenciatura

La Licenciatura de Ciencia Forense llegó a la UNAM hace seis años, actualmente ya hay dos generaciones de egresados en el campo laboral que trabajan desde peritos hasta puestos de análisis en oficinas gubernamentales o defensorías de los Derechos Humanos.

Sin embargo, aún no se puede acceder directamente a la carrera. Primero es necesario que los interesados sean aceptados en otra licenciatura de la UNAM. Luego son parte de un proceso de selección extra, donde se incluyen pruebas de conocimientos, psicométricas y una entrevista.

Cada generación está compuesta por poco más de 30 alumnos y actualmente es la mejor en el área a nivel nacional.

¿Qué te pareció?
  • Useful (48%)
  • Sucks (29%)
  • Interesting (10%)
  • Boring (10%)
  • Awesome (5%)