Así fue como se llevó a cabo la rifa del avión presidencial

En Nacionales, Noticias
Fifís y no fifís estuvieron al pendiente del sorteo | Enrique Ordóñez
Fifís y no fifís estuvieron al pendiente del sorteo | Enrique Ordóñez

¡5 millones 349 mil 161! ¡Primera cifra ganadora! Primera de entre las 100 con premio de 20 ‘melones’ cada una y que al echar cuentas, dieron el costo del avión presidencial que no tiene ni Obama.

Con trajes y sombreros blancos, los 39 niños gritones arrancaron con el sorteo en punto de las cuatro de la tarde. Las bolas con pelotitas impresas del cero al nueve comenzaron a girar y a girar, para la intriga de los fifís que acechaban en el auditorio y, la raza, que desde una pantalla y de aparador, paraba oreja entre cada número.

“No sé en qué consiste, a veces simplemente te cae“, dijo María del Carmen Castro, quien con sus dos cachitos en el cuello, a manera de gafete, mantuvo la ilusión de volverse milloneta, para darle la vuelta al mundo y cambiar de cantón.

Era la primera vez que la señora, que al parecer le pegaba al cincuentón, jugaba lotería, porque eso de que 951 hospitales salgan beneficiados con lo recaudado del sorteo, “le pareció buena idea”.

El sorteo se llevó a cabo en punto de las 4 de la tarde

Su último cachito lo compró en el edificio de la Lotería, en Paseo de la Reforma, lo que a José Luis Carballo, quien tiene su puesto al ladito de ese lugar se le hizo “sucio, desleal”, porque a los billeteros y expendedores se les puso más dura la cosa con eso de las ventas.

“Como es tradicional el 15 de septiembre, las ventas buenas son un día antes y el mero día”, dijo Carballo. ¡Y vaya, bendito Dios que a las 3:30 de la tarde a este buen hombre no le quedó más que el cachito de su corazón!

Patricia ayudará a niños con autismo si gana

Ahora que si de sentimientos hablamos, Patricia Medina se pintó sola, porque en caso de resultar ganadora, ayudaría a los niños con autismo, así lo dijo hasta en su cuenta de Facebook.

Afuera del recinto, jugadores estaban al pendiente de su cachito

La sonorense, en busca de algo para papear, vio a la multitud pendiente de los resultados y decidió ponerse trucha para ver si su cachito con el número siete de la suerte, equivalente a los nietos que le dieron sus hijos, resultaba premiado.

En un 15 de septiembre sin grito y con los ánimos apagados, muchos buscaron ayudar en su meta al ‘preciso’, para ver si en los hospitales la gente deja de salir con las patas por delante. “Las cosas no se van a hacer solas; de alguna manera tiene uno que participar”, fue la conclusión.

También te puede interesar: Ley seca para hoy y mañana en cuatro alcaldías de la CDMX

CI

¿Qué te pareció?
  • Awesome (100%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.