‘Relámpagos’ ayudan a los más necesitados en Edomex

En Estados
¡COMO TOREROS! | Alejandro Isunza
¡COMO TOREROS! | Alejandro Isunza

TOLUCA, Estado de México.- Sólo un equipo de élite podría andar por los aires arriesgando su vida en operaciones donde la prioridad es salvar la vida o ayudar a alguien que lo necesite, y en el Estado de México es el cuerpo de rescate y traslado en helicóptero Agrupamiento Relámpagos.

Lo que en la década de los años 90 comenzó como una unidad de personal en helicópteros de apoyo policiaco en el Estado de México, hoy es uno de los grupos más capacitados y con los mejores resultados en cuanto al rescate, traslado y atención de personas en alguna situación crítica. Y es que la cifra de atenciones que los pilotos, paramédicos, rescatistas y médicos del Agrupamiento Relámpagos han prestado en los últimos 16 años es enorme: casi 12 mil operaciones aéreas.

Le entran a todo

Estos apoyos han significado la diferencia para una persona: traslado de órganos o de mujeres embarazadas y atención en accidentes, así como el combate en desastres como sismos, incendios e incluso inundaciones, y no sólo en la entidad mexiquense, ya que basta recordar su apoyo en Tula, en el estado de Hidalgo. Y estas cifras se han logrado gracias al arrojo y profesionalismo del personal de los overoles de color rojo, para quienes un agradecimiento o saber que la persona auxiliada se salvó o ha sido dada de alta del hospital a donde fue trasladada es el aliciente perfecto para continuar realizando su honorable y arriesgada labor.

Freddy le ayuda a la cigüeña

El médico obstetra Freddy Mendoza es el encargado de ayudar a las mujeres embarazadas que por urgencia necesitan ser trasladadas a toda velocidad de una zona alejada o de un hospital a una clínica de especialidad, y lidia con la adrenalina de aplicar sus conocimientos a decenas de metros de altura.

“El traslado se vuelve muy complicado y con mucho estrés, aunque sea un tiempo muy corto. Además, depende del manejo de todos: del hospital, de la unidad aérea Relámpagos que traslada y el hospital que va a recibir”, explica el médico de profesión. Y es que la misma geografía del Estado de México complica la correcta atención de las mujeres que sufren complicaciones en el embarazo, pero los Relámpagos han hecho la diferencia al reducir el tiempo de traslado de una zona, que a veces podría ser de 3 horas, haciéndolo en 30 minutos.

Cabe señalar que todos los servicios del grupo son totalmente gratuitos. “El ver toda la evolución de la paciente, la verdad, es satisfactorio para todo el equipo, pero también hago la retroalimentación con los jefes, el decirles: ‘La paciente que trasladamos ya está bien’”, aseveró.

Somos un gran equipo

El doctor, con 22 años como especialista, sabe que el éxito que se obtiene en cada misión es gracias a que Relámpagos está conformado por un gran equipo de expertos. “El trabajo en equipo es lo mejor. Ya no existe el todólogo, ya no existe el que ‘Yo hago esto y yo hago lo otro’. Tenemos que ser un equipo”, concluye el médico.

“Los pilotos somos como toreros”

En el año 2012 se incendió un edificio en la zona de Santa Fe. El piloto de vuelos ejecutivos Narno Rivera veía a través de la televisión cómo los rescatistas de Relámpagos salvaban varias vidas al sacar a decenas de personas de la azotea en llamas. En ese momento supo que su deber era pilotear un Relámpago.

El riesgo es cada día

“Volar a personas que están en desgracia es algo que no tiene precio, o sea, saber que vas a llegar a salvarle la vida a una persona. Aunque el vuelo ejecutivo es muy respetable, no tiene un grado de equivalente”, comenta. Sobre el riesgo de su profesión, el capitán Narno explica: “El más peligroso es el vuelo de rescate porque andamos muy bajitos, a poca velocidad, pesados porque traemos tripulación completa, y aparte hay que rescatar a alguien”. Pero asegura que así es su trabajo: “Los pilotos somos como los toreros: tenemos miedo pero no se nos nota, y la forma de sortearlo es tener el entrenamiento adecuado”.

“Para ser Relámpago se nace”

Víctor Figueroa es un Relámpago que puede decir que desde hace 22 años pertenece a este grupo. El paramédico y rescatista egresado de la Cruz Roja vio un rescate en el que una aeronave de Relámpagos participó. A partir de allí buscó capacitarse para ser parte del equipo hasta que lo logró, y ahora se siente muy bien de ayudar al prójimo.

“El 70 u 80 por ciento de las personas que aquí ayudamos en Relámpagos son vulnerables. Son de escasos recursos. Esos ancianos, esas mujeres, esos niños, el poder darles este servicio te da mucha satisfacción, te llena el alma”, explica el también operador de grúa.

 

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.