Toma forma el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles

En Ciudad, Noticias
En un año avanzaron el 40 por ciento de la obra | Enrique Ordóñez
En un año avanzaron el 40 por ciento de la obra | Enrique Ordóñez

Ya se ha cumplido un año y pocos días desde que inició la máxima y controversial obra del sexenio: el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), ubicado en la Base Aérea de Santa Lucía, en Tecámac, Estado de México, donde actualmente laboran más de 46 mil trabajadores, de los cuales 26 mil 220 son civiles, como aquellos encargados de sostener y dirigir las tareas de edificación.

La semana pasada se anunciaron, justo en el primer aniversario del inicio de los trabajos, los avances en este enorme campo de aviación que llevan ya 40 por ciento, lo que permitirá entregar en tiempo récord al aeropuerto más grande del país, el 21 de marzo de 2022.

Mañana, tarde y noche

Sin embargo, aún restan 500 días de intensas labores realizadas, en su mayoría, durante las 24 horas del día, como el colado y colocación de estructuras de acero.

Esta terminal aérea contará con tres pistas, dos civiles y una militar, lo que la coloca al nivel de aeropuertos como el de Barajas, en España, o el de Dubái, en los Emiratos Árabes.

Además será capaz de albergar aviones tan grandes como el ‘Airbus A380’, el cual mide 73 metros de largo y traslada a casi 900 pasajeros. Otra característica será que podrán despegar y aterrizar más de un avión al mismo tiempo, algo insólito para el Aeropuerto de la Ciudad de México.

“En su primera fase se está pensando con una capacidad aproximada de 19 millones de pasajeros. Estamos construyendo un aeropuerto funcional, que desahogue el exceso de tráfico aéreo que se tiene en la Ciudad de México”, aseguró el teniente coronel ingeniero Benito Pavón Varela.

“Trabajar con militares es muy ordenado”

Entre los trabajadores del aeropuerto hay 20 mil civiles, y para ellos es toda una experiencia, algo diferente y muy ordenado porque así lo demandan.

Marian Sánchez es una de las personas que obtuvo trabajo ahí hace siete meses, como auxiliar en el área de Seguridad y Salud de la Torre de Control.

“Nunca había trabajado con militares, y puedo decir que es muy productivo y ordenado. Mi meta es continuar con mi empleo, una vez que el aeropuerto ya esté terminado”, dijo Marian.

Yazmani Martínez, de 32 años, es paramédico. Trabaja ahí desde enero. “En otros empleos se ve cómo unos se esfuerzan más que otros, algunos tienen privilegios y otros no. Aquí todos somos parejos”, relató Yazmani.

Pobladores ya sienten el cambio

Desde que iniciaron las obras de construcción en Santa Lucía, inmobiliarias avaladas por el Infonavit han iniciado la edificación de unidades habitacionales, ya que se espera que la terminal aérea genere miles de empleos, y esto subirá la plusvalía de los terrenos.

Algunos carteles anuncian: “Ya nos dieron el avión. Nosotros te damos tu casa”, entre otros mensajes.
Jaime Sánchez es ruletero de la Zona Militar de Santa Lucía desde hace cinco años. De acuerdo con él, todo cambiará en el lugar.

“Yo digo que para las familias de aquí sí será una fuente muy grande de trabajo. Pero a mí no me gusta pensar que habrá más gente y con eso más delincuencia. Eso no me gusta. Mi trabajo es muy tranquilo y así me gusta“, explicó Jaime.

También te puede interesar: Gaseros protestan contra piratas frente a la Segob

CI

¿Qué te pareció?
  • Awesome (100%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.