‘Pavo Down’ y sus empleados ya están listos pa’ esta Navidad

En Ciudad, Noticias
Sí que le echan ganas | Alejandro Isunza
Sí que le echan ganas | Alejandro Isunza

Desde hace casi cinco años, este pequeño pero bien consolidado equipo de emprendedores se ha encargado de ofrecer una oportunidad de empleo y crecimiento personal a jóvenes con síndrome de Down, con el principal alimento navideño en todo el mundo: el pavo.

Se llama Pavo Down y está liderado por Gabriela y Francisco, papás de Ángel, un joven con esta alteración genética, que los impulsó a crear este negocio para mejorar la calidad de vida de quienes nacen con esta discapacidad.

Y es que en este pequeño negocio, ubicado en la alcaldía Magdalena Contreras, al sur de la CDMX, preparan, envasan y distribuyen todo tipo de productos realizados con pavos que ellos mismos cuidan, miman, engordan y sacrifican en una granja ubicada en el Estado de México.

Puro cariño

Pero… ¿cómo surgió? Antes del año 2016, Gaby y Francisco tenían sus propios empleos, muy distintos y alejados de la creación y distribución de alimentos pero, eso sí, muy entregados a sus hijos, entre ellos Ángel, quien de entre tres varones nació con este síndrome.

Un día, Ángel, a sus 20 años de edad, les dijo a sus papás que ya no quería seguir en la escuela, que deseaba hacer su vida, trabajar, casarse y tener un hijo, como lo hace cualquiera.

Gaby meditó mucho la petición de su hijo y, aunque tenía bastante miedo y preocupación, se aventuró con Ángel a buscar un empleo para su situación física y mental, pero encontró varias puertas cerradas. Aunque localizaron algunos trabajos para personas con síndrome de Down, no eran óptimos ni viables para ellos.

Fue así que pensaron en alternativas y descubrieron que Ángel podía independizarse y hacer la vida que él soñaba al emprender un negocio.

“Nos tomó algo de tiempo pensar por dónde teníamos que ir. Pensamos en cosas que a Ángel le gustaran; una de ellas fue el cuidado de perros, pero al final no lo vimos seguro. Y un día recordamos que a mi hijo le gustaban mucho los guajolotes y las aves de granja. Así nació Pavo Down”, relató Gaby.

Lento pero seguro

El proyecto tardó en consolidarse un año. Buscaron una granja donde pudieran criar pavos sanos y gorditos con una alimentación saludable, sin hormonas ni estrés cuidados por Ángel y su mejor amigo, Rubén, que hoy ha crecido, y se sumaron Álex, Pepe y Fernando, entre muchos más.

CO

También te puede interesar: Hombre incendia su casa porque trataba de fumigar a una serpiente

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.