Morros chilangos se vacunan contra covid-19

En Ciudad, Noticias
¡PROTEGIDOS! | Especial
¡PROTEGIDOS! | Especial

Después de un año y medio de espera, por fin, niños de 12 a 14 años que viven en las 16 alcaldías de la CDMX pueden recibir su primera dosis de la vacuna contra covid-19. Desde las primeras horas de ayer, los 22 puntos de vacunación, como fue la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva, en Iztacalco, empezaron a recibir a los pequeños en compañía de mamá o papá .

En el primer día de inmunización se dio prioridad a los pequeños con alguna enfermedad o discapacidad; sin embargo, también acudieron aquellos con la letra ‘ A ‘ en su primer apellido u otros ‘despistados’.

Fueron poquitos

De acuerdo con el doctor Óscar Rojas, subdirector de medicina preventiva de Iztacalco, para el primer día se esperaba la asistencia de poco más de mil niños, los cuales en compañía de sus tutores acreditaron tener entre 12 y 14 años cumplidos, y en caso de presentar alguna comorbilidad expresarla al personal médico para tener mayor observación.

La espera para la inoculación no fue mayor a 20 minutos. Ya que hay hasta 20 células de vacunación, activadas por enfermeras y enfermeros públicos, quienes rápidamente vacunan a los pequeños y los pasan al área de observación. “Esperaba ver a más niños formados y que esto fuera más lento, pero todo fue bien. Nos tardamos 15 minutos en total. Esperemos que en estos días traigan a todos los niños”, comentó Maricela, mamá.

“Vinimos por vacuna porque sabemos cómo es la enfermedad”

Erick, de 14 años, también recibió su vacuna; sin embargo, tuvo que atravesar la ciudad para obtenerla, ya que él vive en la alcaldía Álvaro Obregón. Junto con su mamá, decidieron ser de los primeros, pues apenas hasta hace tres semanas el adolescente pudo regresar a clases presenciales.

Su mamá expresó que para su familia ya es un alivio, aunque aún falta su hijo menor, quien en pocos meses cumplirá 12 años, pero aún así no lo aceptan. “Ya perdimos a tres familiares por covid, yo trabajo en el sector salud y también ya enfermamos. Ahora sí que sabemos muy bien cómo es la enfermedad”.

“Estaba muy nerviosa”

Luz, de 13 años de edad, llegó en compañía de su mamá; sin embargo, no dejó de sentir nervios, pues temía al dolor y las probables reacciones. “Desde un día antes estaba nerviosa porque no sabía si me iba a doler el piquete, pero ahora que ya lo recibí estoy bien, casi no dolió y todo fue muy rápido”.

La familia de Luz, como ella, no han contraído el virus, aunque saben de casos de algunos parientes no muy cercanos y sobre todo, de brotes en la escuela, por lo que entiende que estar vacunada es de mucha importancia, pues desea que acabe la pandemia.

Más vale prevenir

Emiliano, de 13 años, pidió el día a los maestros de su secundaria para poder vacunarse, y acudió durante la mañana de este jueves, ya que él sí estaba emocionado por vacunarse, pues el regreso a clases de agosto del año pasado fue parte de un brote de covid-19 en su salón, donde además salieron afectados sus padres.

“Fui asintomático, como mi papá, pero mi mamá y mi hermana sí enfermaron. En mi escuela ha habido varios brotes, por eso para mí es importante estar vacunado, para evitar contagios”, comentó Emiliano.

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.