Lo suyo no eran las balas sino las agujas

En Ciudad, Noticias
Siempre al tiro de lo que le encarguen, porque nunca se abre al diseño. | Mario Manterola
Siempre al tiro de lo que le encarguen, porque nunca se abre al diseño. | Mario Manterola

Durante más de una década, Reksuz Santana sirvió en el Ejército Mexicano, fue parte de las Fuerzas Especiales y de las Guardias Presidenciales, pero lo suyo lo suyo no eran las balas, sino las agujas.

Este carnal siempre tuvo afición por el grafiti y fue desarrollando un gusto por el tatuaje, donde encontró una forma más de expresar su arte, con trazos que pueden abarcar varios estilos con la misma calidad sobre la piel.

Tiene clientes de todas las edades.

Siempre al topón

Reksus, quien nunca muestra el rostro por su pasado, afirma que le gusta el arte chicano, con motivos prehispánicos y símbolos nacionales, muy a la usanza de las pandillas de los llamados ‘cholos’ en el gabacho.

Sin embargo, se rifa de todo, desde letras hasta caricaturas y últimamente le ha entrado al realismo en alto contraste, o lo que el cliente pida.

En el ejército adquirió práctica tatuando cráneos, cichillos, pistolas y granadas, que son los preferidos de los soldados para identificarse como tal.

Actualmente, Reksus trabaja en varios estudios de tatuaje en la colonia Roma, también en Lindavista y hasta en Tecamachalco, ya en el Estado de México, siempre al tiro de lo que le encarguen, porque nunca se abre al diseño.

Algunos de sus trabajos:

También te puede interesar: Es todo un artista del tatuaje

PR

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.