¡La familia Domenikos Ruiz Muñoz está al tiro con las cámaras!

En Ciudad, Noticias
 |
|

En la familia de Domenikos Ruiz Muñoz siempre ha habido el gusto por la fotografía, y esta afición ha pasado de generación en generación, es por eso que hoy cuentan con más de 3 mil cámaras de fotos, así como 6 mil objetos relacionados con esa actividad: fotos, accesorios e instrumentos.

La cámara con la que iniciaron esta magna colección es una Speed Graphic de Kodak, fabricada en 1929, con la que tomaron fotos familiares. Este aparato perteneció a sus bisabuelos paternos, y por parte de su mamá, también cuentan con varias cámaras porque a sus abuelos siempre les gustó tomar fotografías de paisajes en aquella ciudad.

Modelos de varias épocas

Domenikos platica que la colección es particular, que realizan exposiciones itinerantes, la última fue en 2019, pero por la pandemia se han detenido.

“Cuando las exposiciones salen a otros lugares y se llevan, por ejemplo mil cámaras, ocurre algo curioso con la gente: dejan cámaras u objetos relacionados con las cámaras en las mesas con alguna nota: ‘por favor, la dono para la colección’, aquí la gente se siente parte de la colección y saben que a ellos les pertenece”, dice.

Una particularidad de la serie de cámaras es que en el Museo donde se exhiben de manera permanente, se permite tocar algunas de las cámaras y en su caso manipularlas, siempre con el respaldo del especialista, porque -dice Domenikos– a la gente le gusta sentir el objeto de los años 20, 30 y 40.

Objetos de gran valor

De acuerdo con Ruiz Muñoz, las 3 mil cámaras que hay en la colección funcionan; sin embargo, por falta de insumos, como materiales para revelar que ya no se consiguen, pues ya no se usan, y por otro lado, ya todo es digital.

“Las cámaras que tenemos de 1929 se tomaban con placas de vidrio o de plata, y eso ya no existe o es muy costoso porque aún los hay en Estados Unidos y Francia, pero ya no es funcional para nosotros. Hoy es más fácil tomar fotos con una cámara digital que con una de hace 50 años”, explicó.

Durante los nueve años que tiene la colección en el museo nunca se han robado algún objeto, porque aunque se les deja tocar algunas piezas, el público toma conciencia que si se lleva algo, no se lo roba al museo sino a la propia gente que ya no podrá disfrutar de toda la colección.

CO

También te puede interesar: ¡Recién casados cuentan con un padrino bien perrón!

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.