Esta es la historia del hombre detrás del choque de San Judas

En Ciudad, Noticias
Todo el pack está de regreso para volver a San Hipólito | Enrique Ordóñez
Todo el pack está de regreso para volver a San Hipólito | Enrique Ordóñez

Hace dos años, su devoción por ‘San Juditas’ lo volvió viral en internet y hasta en televisión; hoy, en medio de la pandemia, su fe continúa y dará gracias por salvarse de otro accidente.

Se trata de Ulises, más conocido en su barrio como ‘El Güero’, un chavo de 21 años que en 2018 se dio a conocer en un video donde se ve cómo choca al ir cargando en la espalda, montado en su bicicleta, un San Juditas de yeso y de más de un metro de altura.

Nacido en Xochimilco

El Güero‘ es originario de Xochimilco, y desde niño, por tradición familiar, es devoto del santo de las causas perdidas. Desde que era adolescente, cada día 28 de mes tomaba su bicicleta para pedalear hasta la iglesia de San Hipólito, ubicada en el Centro de la capital.

Regalo de su padre

En 2016, su papá le obsequió esta gran imagen que mide casi 1.40 metros, y fue cuando comenzó a amarrársela a la espalda para llevarla en su bicicleta a bendecir.

“Esa imagen me la dio mi padre. La hicieron en un penal de Veracruz, y él se la trajo hasta acá. Y me la quiso dar porque él también tenía un San Judas grandotote y yo siempre le decía que me lo regalara. Por eso tiene más significado”, explicó ‘El Güero’.

Y la rompió

Pero casi dos años después de que su jefe le diera el gusto, sufrió el accidente, que fue chiste nacional.

Ulises recordó que iba pedaleando muy duro rumbo a San Hipólito, apenas llevaba unos 15 minutos de recorrido, a la altura de Coapa, cuando se percató que alguien lo grababa desde un auto. Se distrajo y se estampó contra un coche, y tanto San Juditas como él salieron volando.

“Se le rompió la cabeza a mi santito, los del carro donde me estampé querían que les pagara o algo así, me dio mucho miedo de meterme en un problema, y con todo y golpe, y mi San Juditas roto me fui de ahí”, relató.

Tras esto, todos se reían de él y decidió no salir más, “estuve varios meses sin ir a San Hipólito, a veces ni salía de mi casa para no escuchar cómo se reían de mí. Mandé a arreglar a mi San Juditas, le repararon la cabeza y mi papá nunca se enteró de que lo rompí por una distracción”, concluyó.

Este día 28 irá a dar gracias porque, en junio pasado, mientras viajaba en una motoneta un carro lo aventó y le rompió tres costillas.

CO

También te puede interesar: Reconvierten hospitales para contagios de covid en Chihuahua

¿Qué te pareció?
  • Awesome (54%)
  • Sucks (23%)
  • Interesting (8%)
  • Useful (8%)
  • Boring (8%)
.