Dueño ‘hace malabares’ para no subir precios y no se le vayan clientes

En Ciudad, Noticias
¡SE LAS VEN NEGRAS! | Especial
¡SE LAS VEN NEGRAS! | Especial

Hugo Javier Pérez Silva se dedica a vender comida corrida desde 1999, y con el tiempo ha aprendido a adaptarse a las circunstancias económicas y la inflación para mantener su negocio y no perder comensales, pero sobre todo a tratar de mantener los precios porque, dice, “si le subes, pierdes clientes” . “No he subido mis precios desde noviembre del año pasado, cuando daba la comida en 55 pesos y la aumenté a 60, pero sí tuve que hacer muchos cambios para no subirle más y perder clientes”, señala.

Y es que la experiencia le ha enseñado, y por ello tuvo que reducir su personal, pues antes eran 10 personas las que trabajaban con él y ahora son sólo 4: “Incluso yo me tuve que poner a hacer cosas que no hacía antes porque pagaba para que las hicieran, y eso me provocó un ahorro”.

Se hace mañas

Cambió el menú y ya casi no tiene platillos con carne, que ha subido a casi 200 pesos o más el kilo, ni con pollo, que varía su precio casi diario: “Por ejemplo, hay días que meto tacos dorados de papa con queso, ya no son de pollo. O en las albóndigas, las hago mixtas: de carne de res con carne de puerco, y saben bien ricas. Uno se hace sus mañas”, asegura.

Y la otra que aplicó fue cambiar de proveedores: “Antes compraba cerca del negocio; después me fui a la Central de Abasto, y allá encontré mucho más barato, pero hay cosas en las que no puedo ahorrar”. “La mayoría de mis ventas son a domicilio, y el unicel me salía bien caro porque se lo compraba a un vecino para ayudarlo, pero ahora ya no. Ya lo compro por caja, y es un ahorro muy significativo”, explica sobre cómo ha sobrellevado su negocio, ubicado en Santa Úrsula Coapa.

¿Qué te pareció?
  • Useful (100%)
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.