Te presentamos a la verdadera ‘Mamá Lucha’

En Cuadrilátero, Deportes, Nacional
La doña ya es bien popular entre la bandita. | David Morales
La doña ya es bien popular entre la bandita. | David Morales

De personajes está llena la lucha libre mexicana, tanto dentro como fuera del ring. Sin duda una dama que cuenta con una energía capaz de levantar el ánimo de una arena completa es Blanca Estela Camacho, una señora de 55 años apasionada de la lucha libre y mejor conocida por la banda como ‘Mamá Lucha’.

No es la imagen de un supermercado, ella es de carne y hueso y su presencia es notable, pues la banda, en son de cotorreo, comienza siempre una especie de guerra de palabras contra ella, que incluye mentadas de madre y demás albures que sacan la carcajada hasta de los propios gladiadores, quienes ven en ella una real y querida figura materna.

“Yo soy Blanca Estela Camacho y llevo muchos años como aficionada a la lucha libre. Este mote de ‘Mamá Lucha’ me lo pone hace ocho años un luchador muy amigo mío que se llama Kilvan y que toda la vida me ha dicho mamá y, desde ahí, toda la gente de las arenas a las que voy me topa como ‘Mamá Lucha’. Acostumbro ir a muchas arenas, no tengo una preferida, pero me lanzo mucho al nuevo Centro The Crash, a la San Juan, a la Neza, a la Coacalco, a la Naucalpan y a la López Mateos, que es donde más voy.

Su familia le inculcó el amor por el arte del pancracio

Se divierte cada vez que va a las luchas

“Mi afición por la lucha libre surgió desde 1972, precisamente en la Arena López Mateos. Yo vivo en Tlalnepantla y a mis hermanas mayores les gustaba la lucha y, la condición de mis papás para que ellas fueran, era que me llevaran y así surge mi amor por la lucha”, aseguró.

Se desestresa mentando madres a todos

Les mienta su madre a todos los que se meten con ella

Estela, una persona bastante calmada y sencilla fuera del mundo del pancracio, platicó cómo se transforma en cuánto toma su papel de ‘Mamá Lucha’, un personaje que le ayuda para llevar una vida todavía más plena.

“Es muy chistoso esto de las arenas, es puro cotorreo, desde que llego ya empieza la cábula. Por ejemplo, voy entrando y no falta el que me grita ‘a ver a qué hora pinche vieja huevona’, ‘hoy se le hizo tarde, ya viene borracha’, pero es parte del  show, también de la madurez como aficionado. Dentro del cotorreo, yo puedo mentarles la madre y me sale del corazón, pero con mucho respeto, porque acabando la función todos somos amigos y nos despedimos con mucho cariño y con la promesa de volvernos a ver en las siguientes funciones. Entonces, eso es parte de la familia y la hermandad que existe en el mundo de la lucha libre”.

Los luchadores la tratan como si fuera su mamá

Varias super estrellas siempre que la ven, van y la saludan

“Para mí la lucha libre es una terapia, me divierto, me tomo una cervecita y me da mucho gusto llegar y ver a la gente bonita que me quiere y me mienta la madre. La vida me dio tres hijos y la lucha libre me dio muchos más, porque la mayoría de mis niños, mis muchachitos (luchadores) como les digo yo, me dicen ‘Mamá Lucha’ y eso es maravilloso para mí”, declaró la aficionada.

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)