Lo hace por sus ‘angelitos’

En Futbol, Nacional
Se rifa por sus morros | Especial

Dicen que a esta vida venimos para cumplir una misión en especial, y en ocasiones hay que sufrir y atravesar tragos amargos para realizarla, tal y como le pasó a Gilberto Martínez, el mexicano que se volvió famoso durante el Mundial de Rusia 2018.
Gil tenía planeado ir con su esposa Verónica y sus hijos, Mía y Diego a la Copa del Mundo, pero lamentablemente todo cambió, cuando ellos perdieron la vida en abril de 2018, debido a que una camioneta los chocó en la Florida.
Con mucho valor y tratando de cumplir la promesa que le había hecho a sus hijos y esposa, Gil fue al Mundial a manera de homenaje para sus amores.

Gilberto en el Mundial de Rusia 2018

Creó una fundación en su honor

Tras ver cómo se le iba lo más preciado de su vida, ahora Gilberto echa la mano, mediante su fundación VERO DIEGO y MIA (VEDIMI), a casi 100 angelitos de escasos recursos, quienes a través del futbol, son impregnados de valores positivos para desarrollarse mejor en sociedad.

“Cuando pasa lo del accidente, mis socios hicieron una fundación para que cuando yo tuviera ánimo de hacer algo, la usara en algo productivo. Obvio, la Fundación se llama VERO DIEGO Y MIA (VEDIMI) en honor a mi familia. Llegando a México pensamos en hacer estos entrenamientos de futbol y desde el 15 de octubre del año pasado vinieron los niños a inscribirse. Yo disfruto mucho del futbol y lo disfrutaba mucho con mis hijos, entonces, lo que yo pensé de inmediato fue regalarle dos horas de alegría a niños para que se olviden de los problemas y sólo piensen en divertirse mediante el futbol”, aseguró Gilberto en entrevista para ¡Pásala!.

Ayuda a chavitos mediante el futbol

Gilberto Martínez también nos explicó de qué manera trabaja su Fundación VEDIMI, y qué necesitan los niños para ser becados y poder gozar de prácticas de calidad.

“Estamos en Naucalpan por ahora. Hicimos convocatorias en las escuelas de gobierno de la zona, con niños que tuvieran entre seis y 12 años y con ganas de jugar al futbol. No hubo más requisitos y por ahora tenemos alrededor de 100 niños, a los cuales buscamos, a través del deporte, darles muchas enseñanzas, alejarlos de malos pasos y tratar hacer de ellos jóvenes de bien. Hay un costo de 100 pesos al mes por niño para comprometerlos a que vengan y le echen ganas. Cada niño realmente cuesta por mes mil 500 pesos, para darles canchas, partidos, entrenamientos y demás, entonces, las donaciones para la fundación son para pagar los gastos de cada niño, es como
si adoptaran a un niño. Queremos que la gente conozca este proyecto, que conozcan cómo el dolor de mi historia se puede convertir en
un bien”, agregó Gilberto.

Gil y sus 'niños'

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)