El Planchitas

En Cuadrilátero, Deportes, Nacional
¡Que tranza perros!, Si me ven en Triplemanía que les de pena pedirme una foto | Especial
¡Que tranza perros!, Si me ven en Triplemanía que les de pena pedirme una foto | Especial

Típico: les preguntan a los luchadores que si la lucha libre es falsa y, ¡uta!, se encabronan, ponen jeta, se portan ‘mamilas’, casi casi te la mientan y hasta ganas les dan de madrearte. Pero, eso sí, ellos tienen el derecho de matar toda la ilusión creada alrededor de este deporte espectáculo en un segundo. ¿Por qué lo digo? Pues por la mentada foto que se ha hecho viral en redes sociales en la que, menos de 24 horas después de que Blue Demon Jr. y Dr. Wagner Jr. apostaron máscara y cabellera en Triplemanía XXVII en una lucha sangrienta en la que hubo hasta un tabique… bueno, es un decir, ambos aparecen juntitos como buenos cuates.

¿De dónde salió dicha fotografía? Pues ahí les va la historia. Para empezar, muchos se han preguntado que quién fregados es el cuate que aparece en medio de ellos, que si es promotor, luchador o un simple fan. Resulta que ese vato responde al nombre de Pali Plascencia, un reportero o reporfán, como quieran llamarle, que el domingo, bien contentote, acudió a la función que se hizo en el Domo de la Feria de San Luis Potosí, en la que la lucha estelar era Demon Jr. vs Wagner Jr. vs Cibernético. Previo al inicio, tuvo acceso a vestidores, y ahí aprovechó para pedirles una selfie a los protagonistas de Triplemanía, a lo cual, increíblemente, ambos luchadores accedieron; es más: hasta Rey Wagner fue quien se ofreció a pucharle al celular pa’ que saliera mejor.

Esta es la publicación original, que minutos después fue borrada.

Acto seguido, el personaje este tuvo la brillante ideota de publicar la foto, pos pa’ ganarse unos likes, hacerse famoso y que la banda dijera: ‘órale, este wey es influyente’. Aunque la publicación fue borrada minutos después, la foto ya andaba en todos lados y vista por medio mundo. Hasta donde he podido investigar, tanto Demon Jr. como Wagner Jr. aceptan que fue un error de su parte, además de que están molestos porque esa imagen salió a la luz pública, mismo caso de la Triple A, porque es como restarle credibilidad al platillo principal de su magno evento.

Pero quien les gana a todos en nivel de encabronamiento es la afición, esa que se desveló el sábado para ver la lucha, que sufrió cuando vio a ambos gladiadores bañados en sangre, que se preocupó por la vida de Dr. Wagner Jr. cuando recibió el ‘tabicazo’ en la cabeza, que pagó un boleto (por cierto, nada barato) para ir a la Arena Ciudad de México, que gasta su lana en comprar una máscara o una playera de sus ídolos y que hasta les limpia la sangre cuando lo necesitan. Neta, ¡qué poca madre! Y luego ni se quejen cuando los demás hagan menos la lucha libre, que ustedes tienen la culpa.

Me largo, carnales, pero antes quiero mandarle una felicitación al Hijo del Fantasma, quien ya se despidió de la afición mexicana y por fin cumplirá su sueño de firmar con la WWE, información que, por cierto, bola de envidiosos y malinchistas, les adelanté en exclusiva aquí hace ya unas semanas. Namás pa’ que vean que me la siguen pellizcando.

Se unirá a la filas de NXT a partir de septiembre.

¿Qué te pareció?
  • Awesome (55%)
  • Sucks (16%)
  • Useful (11%)
  • Boring (11%)
  • Interesting (7%)
.