El Planchitas

En Cuadrilátero, Deportes, Nacional
Soy el amo de las exclusivas de la lucha libre | Especial
Soy el amo de las exclusivas de la lucha libre | Especial

SE BUSCA JUSTICIA

Estamos prácticamente a unos días de que se cumplan cuatro años de la muerte del luchador Sangre Nueva Jr., hijo del también gladiador Mascarita Año 2000, quien falleció por la negligencia de un hospital del Estado de México.

La trágica historia comenzó los últimos días de febrero de 2016, cuando Mario Alberto, nombre de pila de este enmascarado de 26 años, fue atropellado en Chimalhuacán por uno de esos camiones conocidos como ‘chimecos’ que cubría la ruta que va de Avenida Zaragoza a Tlaixco, en el municipio antes mencionado.

La consecuencia fue fracturas expuestas en ambas piernas, las cuales le quedaron destrozadas porque el camión les pasó por encima.

De acuerdo a la versión de testigos, el chofer trató de escapar del lugar, pero al final la presión de los mismos pasajeros provocó que terminaran llevando al luchador a un hospital cercano y la empresa dueña del ‘chimeco’ se hiciera responsable de los gastos médicos.

Sin embargo, en ese lugar Sangre Nueva Jr. apenas duró un día, ya que pidió a su padre que lo trasladara a una instancia donde le dieran mejor atención médica.

Fue así como Mascarita Año 2000 decidió llevar a su hijo a la Clínica de Traumatología y Ortopedia de Oriente, ubicada en el municipio mexiquense de Nezahualcóyotl.

Ahí fue operado un par de veces, pero no recibió los cuidados necesarios, según la versión de su padre.

Pues, además de que no había personal médico calificado porque la mayoría eran pasantes, tampoco existía salubridad, dejando en ocasiones al gladiador con sábanas ensangrentadas por horas y sin bañar, y lo peor es que le daban de comer sopes, huaraches o hamburguesas que compraban en la calle.

Todo esto provocó que Mario Alberto pescara una bacteria, la cual poco a poco fue minando su salud hasta que, cierto día, el médico responsable de la Clínica de Traumatología y Ortopedia de Oriente le dijo a Mascarita Año 2000 que se llevara a su hijo de inmediato porque ahí ya no podían atenderlo.

El 8 de marzo de 2016, Sangre Nueva Jr. fue trasladado al Hospital General de Chimalhuacán, en donde 20 minutos después de haber ingresado falleció, dejando a su viuda y dos hijos de no más de 10 años.

Desde entonces, Mascarita Año 2000 ha luchado sin éxito en tribunales para que se haga justicia por la muerte de su hijo, exigiendo que la clínica se haga responsable por la negligencia que cometió con el gladiador mexicano.

Desde aquí, esta humilde columna que llega a más de 100 mil personas a través del diario impreso y a otras miles más mediante redes sociales hacemos un atento llamado a las autoridades del Estado de México para que atiendan puntualmente este caso y se le dé una resolución justa.

¿Qué te pareció?
  • Sucks (63%)
  • Awesome (11%)
  • Interesting (11%)
  • Useful (11%)
  • Boring (5%)