Dan dos años y medio de cárcel a Boris Becker, el legendario extenista alemán

En Deportes
¡ENTAMBADO! | Especial
¡ENTAMBADO! | Especial

El extenista alemán Boris Becker, de 54 años, fue sentenciado a dos años y medio de prisión en una causa por cuatro delitos financieros que estaban vinculados con su quiebra de 2017.

El ganador de seis Grand Slam, entre ellos tres Wimbledon –uno con apenas 17 años, siendo el más joven de la historia en vencer en la catedral del tenis- cumplirá la mitad del tiempo al que lo condenaron.

El fallo emitido por la jueza Deborah Taylor Becker se conoce luego de que un tribunal de Southwark lo hallara culpable el pasado 8 de abril de los delitos cometidos entre el 21 de junio y el 3 de octubre de 2017.

El exnúmero uno del mundo fue culpado por ocultar activos y préstamos que acumulan un valor de tres millones de euros para no pagar deudas que se elevan hasta 60 millones de euros. Inmediatamente fue conducido a la celda después del dictamen de la jueza.

“Tengo en cuenta lo que se ha descrito durante el proceso como su caída en desgracia. Ha perdido su carrera, reputación y todas sus propiedades como resultado de su bancarrota”, manifestó la magistrada.

Además, le recriminó haber reincidido después de haber tenido una resolución de prisión suspendida en Alemania en 2002. Esto fue considerado como “un agravante significativo” para el expediente.

También, agregó, que Becker no mostró “remordimiento ni aceptación de su culpabilidad y ha buscado distanciarse del delito y de la quiebra”. “Si bien acepto que se haya sentido humillado, no mostró humildad”, cerró.

Entre los cargos que cayeron sobre el exdeportista están la transferencia de 427.000 euros de sus cuentas empresariales hacia otras; en tanto que también ocultó estar involucrado en una propiedad en la ciudad de Leimen, un préstamo de 825.000 euros y las acciones en una empresa tecnológica.

Por otro lado, Becker fue absuelto de otros 20 cargos que rondaban sobre su figura, como no haber entregado los trofeos y medallas que fueron subastados luego de su bancarrota.

En junio de 2017, el alemán fue declarado insolvente por no pagar un préstamo bancario que ascendía a 3,8 millones de euros para rehipotecar una propiedad en Mallorca.

El antecedente que agravó el caso databa de 2002, cuando Becker fue condenado en Alemania a dos años de libertad condicional y abonar medio millón de euros por evasión fiscal entre 1991 y 1993.

En el último tiempo, Becker había sido entrenador de tenistas en actividad o comentarista para la cobertura de los grandes torneos del circuito.

con información de EFE

ca

¿Qué te pareció?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Useful (0%)
  • Boring (0%)
  • Sucks (0%)
.